Judit Tauste cocinera de Cocinar-T. Nuestras recetas algo que respeta la cultura gastronómica

Soy Judit Tauste, tengo 24 años, nacida en Vila-real (Castellón). Estudié cocina y gastronomía en la escuela de hostelería Costa Azahar y allí descubrí una pequeña gran parte del espíritu culinario que reside en mí.

Llevo siete años trabajando entre fogones, donde he aprendido lo que es esta profesión, cocinar, alimentar a nuestros comensales y sobretodo disfrutar de su felicidad gracias a nuestro esfuerzo. Hace poco más de un año, por amor, tomé la decisión de venirme a Caravaca de la Cruz, ciudad que ya considero parte mía. Tuve que volver a empezar de cero, pero durante este tiempo en el camino he encontrado personas a las que ya considero un pilar en mi vida, ellos son mis jefes, aunque más que eso diría amigos. Me ofrecieron trabajo, apoyo y estabilidad. Y ahora que han empezado un nuevo proyecto, aquí estoy compartiéndolo con ellos. Esta andadura se trata de Cocinar-T, una cocina tradicional elaborada con los productos de la región, donde ofrecemos un formato diseñado para que te puedas llevar la comida hoy y disfrutarla en un periodo de doce días sin perder ninguna de sus propiedades.

Hoy en día en nuestra sociedad, pocas personas dedican tiempo a la cocina, ya por cuestiones de trabajo, rutina, estudios… Y esto es una parte fundamental de la vida, no solo comer, sino alimentar nuestro cuerpo. De este modo Cocinar-T ofrece una amplia variedad de platos caseros, tradicionales y con ese toque de autor, sin aditivos ni conservantes añadidos, lo que hace de nuestras recetas algo que respeta la cultura gastronómica, y que nos permite disfrutar de los sabores de toda la vida en cualquier lugar. Te ayudamos a disfrutar de la comida, que es aquello que al final nos invita a compartir pequeños actos que son un vehículo para disfrutar de los nuestros, motivo para expresar sensaciones y pasiones, pretexto para hablar, reflexionar, mirarse y sentir. Cocinar-T no es más que ese toque final, esa pizca de sal, que hace de cualquier plato un motivo, a veces simple, a veces grande, de felicidad.

Etiquetas: felicidad, gastronomía, sal, sociedad

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *